Conoce Abánades

Cómo llegar

Sobre un empinado cerrete al que contornea, abierto ya en ancha vega, el río Tajuña, al que poco antes se le ha añadido por su orilla izquierda el arroyo de Estepar, se asienta el caserío de Abánades, que vigila el puente, antiquísimo en su origen, que cruza el mencionado río y a una altitud de 1.039 metros sobre el nivel del mar, a dieciocho kilómetros de Torremocha del Campo y veintinueve de Cifuentes. Se llega por la A-2, salida 118, carretera GU-928.

 

Situación

Historia

No fue sino hasta los siglos X y XI cuando Medinaceli se convirtió en la capital militar de la Marca Media, con Almanzor, conservando su importancia estratégica como fortaleza defensiva contra el avance de los reinos cristianos. En el siglo XII, en 1104, el castellano Alfonso VI y sus capitanes reconquistaron la ciudad, y con ella, su zona de influencia, que incluía la futura comunidad de Villa y Tierra de Medinaceli, y la zona de Soria, Guadalajara y del Norte parte de Teruel. Aunque no existen documentos informativos de Abánades hasta el primer año del siglo XIV, por lo que ya se enmarcó en la jurisdicción de Medinaceli, que sugiere que también pertenecía a esa ciudad bajo el dominio árabe.

En 1104 Alfonso VI reconquistó Medinaceli, y siendo capitán Gonzalo Núñez de Lara allí tuvo total libertad para organizar el municipio. La repoblación no comenzó hasta cincuenta años más tarde, cuando lograron expulsar a los árabes de Calatayud y Sigüenza siendo significativa la toma de la capital Seguntina por el Obispo D. Bernardo. En el año 1138, Manrique de Lara, primer señor de Molina, ha fundado ya el Señorío de Molina, y tiene uno de sus extremos en Torresaviñan, con un potente castillo, aún en pie, que es la cabeza de la defensa de sus territorios por el Oeste. Este castillo se apoyaba en una serie de fortalezas menores: Torrecuadrada y Torrecuadradilla, Tortonda, y posiblemente Abánades.

En 1154 Manrique cedió esta parte del señorío de la Diócesis de Sigüenza, cobrándose sus derechos sobre la base del documento “La Hitación de Wamba” (La división de Wamba) que refleja la división de las diócesis efectuadas durante los tiempos del rey visigodo Wamba.

La primera documentación de Abánades no aparece hasta el primer año del siglo XII, cuando Pedro I (el Cruel), Rey de Castilla, encargó el libro “Becerro de las Behetrías de Castilla” (1352), para averiguar todas las personas que se encontraban dentro del dominio de la corona de Castilla.

Más próximo a nuestros días, tras el alzamiento del dieciocho de julio de mil novecientos treinta y seis, España entra en la guerra más grande, cruel y destructiva de su historia, que acabaría con la vida de más de quinientas mil personas personas de todo tipo clase y condición, una pelea muchas veces librada entre conocidos, amigos o incluso miembros de una misma familia. En el año mil novecientos treinta y ocho, tras su segundo año y a principios de marzo, se inicia una amplia ofensiva en Aragón con la que los Nacionales quieren alcanzar el Mediterráneo y partir en dos el terreno de la República. Sería el Mayor de Milicias Cipriano Mera, quien actuara ofensivamente en Guadalajara con el fin de ayudar al Ejército del Este. En Abánades el Batallón 268 de San Fernando acudió desde Renales se situándose en el Castillo, aún no ocupado por los republicanos, pasando a ser la posición más avanzada de los Nacionales en el sector. Tras tres días de durísimos combates, el dieciocho de abril, el frente se estabiliza tras tres semanas de combates. Esta batalla denominada “Batalla Olvidada” había terminado tan súbitamente como empezó, pasando a ser una de las operaciones más oscuras de la historia de la Guerra Civil pese a la magnitud de los combates y las fuerzas implicadas.

 

Representación

Abánades, desde las primeras elecciones democráticas, ha sido regido por los siguientes Alcaldes:

FECHA DE ELECCIONES

3 DE ABRIL DE 1979

26 DE MAYO DE 1991

25 DE MAYO DE 2003

8 DE MAYO DE 1983

28 DE MAYO DE 1995

27 DE MAYO DE 2007

10 DE JUNIO DE 1987

13 DE JUNIO DE 1999

22 DE MAYO DE 2011


ALCALDE

LISTA

F. POSESIÓN

F. CESE

1979

D.ALFONSO ANTON OCHOA

UCD

20/04/1979

X

1983

D.ALFONSO ANTON OCHOA

AP/PDP/UL

24/05/1983

X

1987

D.VALERIANO LAYNA HUERTA

PP

30/06/1987

X

1991

D.DOMINGO MARTIN SALMERON DE MINGO

PP

15/06/1991

X

1995

D.DOMINGO MARTIN SALMERON DE MINGO

PP

17/06/1995

X

1999

D. FLORENCIO GUTIERREZ MORENO

PP

03/07/1999

X

2003

D.JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZ RENALES

PSOE

16/06/2003

X

2007

D.JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZ RENALES

PSOE

16/06/2007

X

2011

D. ANGEL JESUS MINGUEZ PECO

PP

11/06/2011

 

Población

La población, a 1 de Enero de 2014, es de setenta habitantes.

 

Bandera y Escudo

Bandera

Bandera de Abánades

Bandera horizontal, de proporción 2:3, con una banda vertical de gules (1/3) al asta, con el escudo heráldico municipal, y dos franjas horizontales, la superior de sinople (1/2) y la inferior de azur (1/2).

 

Escudo

Escudo de Abánades

El primer campo, de gules, una cruz de la Merced patada de plata; en el segundo campo, de sinople, una columna pareada del atrio de su Iglesia, en oro sobre campo de sinople; en el mantelado, de azur, un pato de plata, con el pico de gules, y en la punta un ondado de plata y azur. Al timbre, la corona real de España.

 

Festejos

San Isidro. El día quince de mayo.

Nuestra Señora de La Merced. El primer fin de semana de agosto y el veinticuatro de septiembre.

 

Edificios de interés

La Iglesia de San Pedro, que data del siglo XVI.

 

Destaca en lo más alto del caserío la iglesia parroquial, que aunque demuestra ser un edificio macizo del siglo XVI, presenta sobre su muro meridional un magnífico atrio o galería porticada de estilo románico, que consta de un arco central hecho en un resalte del muro, con piedra sillar, y otro ingreso en el extremo oriental del pórtico, al que se accede por unas escalerillas. A cada lado del ingreso, y sobre alto antepecho o basamento, se pre­sentan dos series de tres arcos semicirculares apoyando en columnas pareadas rematadas en buenos capiteles de fina decoración vegetal y de entrelazados; en el extremo occidental de la galería, que se cierra sobre violento terraplén, aparece una pequeña y aspillerada ventana con derrame interior y exterior, decorada con molduras y columnillas, todo del mismo estilo, lo que le confiere a este atrio una gran belleza e importancia en el contexto del arte románico rural de la provincia de Guadalajara. Esta iglesia sufrió daños importantes durante la Gue­rra Civil española de 1936‑39. La iglesia está dedicada a la advocación de la Virgen María de la Merced, patrona del pueblo.

 

La Capilla de Nuestra Señora de la Merced.

 

Museo Histórico

El Museo Histórico de Abánades, ocupa el edificio que albergaba la antigua escuela del pueblo y la fragua. Nace en mayo de dos mil diez, con vocación de centro de interpretación de los Espacios Históricos y de La Batalla Olvidada. El Ayuntamiento de Abánades encomendó a la Asociación de Amigos de los Espacios Históricos de Abánades la gestión de dicho museo y las actividades relacionadas con el mismo.

Las piezas de la colección la componen, en su mayor parte, objetos cedidos por los vecinos del pueblo y de la comarca relacionados con el periodo en el que la Guerra Civil se desarrolló en Abánades. que han permanecido escondidos en desvanes desde hace más de setenta y cinco años y otros han cumplido funciones distintas a aquellas para las que fueron concebidas.

Piscina Natural y Parque del Agua

La Piscina Natural llamada “Pozas del Vadillo” está integrada en el Parque del Agua, situada al lado del frontón es el centro neurálgico de casi todas las actividades que se desarrollan en el pueblo.

A dichas pozas cae el agua desde una cascada procedente del rio Tajuña, sin ningún tipo de tratamiento y en las que se podrá bañarse desde el uno de julio a uno de septiembre.

 

Turismo

Desde el lugar se pueden realizar varias excursiones a pie, senderismo y bicicleta hacia:

El Parque Natural del Barranco del Río Dulce, a dieciocho kilómetros de Abánades camino de Sigüenza. Es un Parque Natural, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) incluido en la Red Natura 2000.

El Parque Natural del Alto Tajo, a diecisiete kilómetros en la localidad de Ocentejo, al sureste de Guadalajara, constituye un amplio sistema de hoces naturales en el curso alto del río Tajo y sus afluentes con extensos bosques que los rodean y gran diversidad climática, topográfica y geológica.

El Valle del Tajuña entre Abánades y la cola del embalse de la Tajera, forma, sobre depósitos calizos, una pequeña hoz con escarpes y laderas de fuerte pendiente. La vegetación predominante es el quejigar, con superficies menores de encinares. En las laderas y escarpes rocosos encontramos sabinares de sabina negral que, en algunos lugares, pasa a ser un sabinar mixto de sabina negral y albar. La galería fluvial, aunque de escasa anchura, está bien conservada, formada por alamedas de álamo blanco y saucedas. El grupo faunístico más importante es el de las aves rupícolas, con presencia de chova piquirroja, buitre leonado, águila real o alimoche. También encontramos especies forestales como el gavilán, el azor, el chotacabras pardo, el gato montés o el tejón, así como un amplio número de vertebrados forestales. Este tramo del río, además, constituye un hábitat de excelente de calidad para varias especies de peces ciprínidos autóctonos, así como para la nutria, el musgaño de Cabrera u otras aves como el martín pescador, la garza real o el mirlo acuático. Por último, existe una cueva que sirve como refugio para hasta cinco especies de murciélagos amenazados.

La Cueva de la Canaleja situada en un valle estrecho y encajado sobre un sustrato calizo de margas, calcarenitas, conglomerados, calizas y dolomías, a más de mil metros de altitud, se abre en el entorno de la cueva en un paisaje más ondulado donde surgen formaciones de encinar y quejigar, con sabina negra y enebro en las áreas más rocosas, junto a matorrales espinosos.

Constituyen el LIC la cueva, de origen kárstico, con una longitud de 70 metros y una profundidad de hasta 13 metros, así como un área de protección del hábitat boscoso del entorno. Pero su inclusión en la Red Natura se debe a su valor como refugio de poblaciones de invernada y cría de varias especies vulnerables de murciélagos. Aunque varía el número de individuos de unos años a otros, están presentes tres especies durante el periodo de hibernación, con poblaciones relativamente elevadas. El murciélago ratonero grande (Myotis myotis) presenta la mayor población pero sólo en el verano. Dos de las especies, el murciélago de cueva (Miniopterus schreibersii) y el murciélago mediterráneo de herradura (Rhinolophus euryale), permanecen en la cueva durante la hibernación y en el periodo de cría; en cambio el murciélago grande de herradura, Rhinolophus ferrum-equinum, además de aparecer en menor número, sólo utiliza la cueva como refugio de invernada.

Vulnerabilidad y posibles amenazas: la visita al interior de la cueva, sobre todo en el periodo de hibernación, puede perturbar a la población de murciélagos.

Otras figuras de protección: Microrreserva de la Cueva de la Canaleja.

Época aconsejable de visita y otras recomendaciones:no está permitido el acceso al interior de la cueva. La totalidad del LIC está sobre terrenos de propiedad particular.

Igualmente podemos ir de excursión hacia Las Puertas y Los Castillejos, el antiguo truchero o hasta el Molino de la Julia, la Fuente del Chorrillo y Cortes del Tajuña.

 

Dónde comer y dormir

  • Hotel rural Los Ánades.
    Dirección: CL. Real, 94-96
    Teléfono: 608.72. 05.18
    Fax: 949 81 47 09
    Categoría del hotel: 4 estrellas

 

  • Complejo de Turismo Rural “El Picarón”.
    Dirección: Paraje de La Huelga
    Situación: En construcción